Tornado

Si su ciudad utiliza sirenas de alerta al aire libre, estas podrían ser activadas cuando el Servicio Meteorológico Nacional emita alertas de tornados y cuando hay tornados o vientos en forma de embudo confirmados por los medios de confianza en su área.

Dependiendo de la ciudad, las sirenas de alerta al aire libre también sonarán cuando hay vientos que se sostienen a más de 60 millas por hora.

Si se encuentra afuera, manténgase al pendiente de las sirenas de alerta. Refúgiese en un edificio sólido y encienda una estación de radio o televisión local para obtener información.

Ocasionalmente, los tornados se pueden desarrollar tan rápidamente que no es posible que haya una alerta anticipada. Permanezca en alerta para detectar señales si un tornado se aproxima y esté atento a los escombros que puedan estar volando en el aire.

Si se encuentra en una casa o edificio, muévase a un refugio previamente designado, como un sótano o refugio para tormentas.

Si no hay un refugio subterráneo disponible, muévase a una habitación o pasillo interior en el piso más bajo y permanezca debajo de un mueble sólido para protegerse de la caída de escombros.

Los baños interiores del primer nivel brindan la mejor protección si no hay áreas subterráneas disponibles. Las tuberías dentro de las paredes proporcionarán una resistencia adicional.

Manténgase alejado de las ventanas ya que los escombros y los vientos fuertes pueden romper el vidrio y crear escombros adicionales. Los escombros adicionales podrían ponerlo en peligro y podría resultar herido.

No intente escapar de un tornado en su vehículo. Salga de su vehículo y busque rápidamente un refugio sólido. Si no encuentra un refugio, muévase a la zona más baja, como una zanja o barranco, y acuéstese, cubriéndose la cabeza con las manos.

Si vive en una casa móvil, evacúe a un edificio sólido.